Raquel Jimeno realiza la primera tesis doctoral sobre 'Círculo de Lectores', dirigida por Pura Fernández (ILLA)

Pura Fernández (ILLA, CCHS-CSIC) y Raquel Jimeno RevillaEl pasado 25 de junio de 2015, se leyó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Madrid la primera tesis doctoral sobre Círculo de Lectores, realizada por Raquel Jimeno Revilla y titulada “El proyecto artístico-cultural de Círculo de Lectores: La creación de un nuevo público lector (1962-1992)”.

Esta tesis, dirigida por la Doctora Pura Fernández (ILLA, CCHS-CSIC) y tutorizada por la Doctora Jesusa Vega González (Universidad Autónoma de Madrid) se propone, como objetivo inicial, abordar un estudio diacrónico de los sistemas de producción cultural y editorial desde el inicio del régimen tipográfico contemporáneo, con un sentido transnacional, a fin de comprobar la especificidad española que parece deducirse del caso de Círculo de Lectores. Al no existir ningún estudio académico exhaustivo sobre el Club, ha sido necesario realizar, en primer lugar, una contextualización histórica, social y cultural, con el objetivo de observar las aportaciones de los clubes del libro al campo cultural, y cuáles de sus características son heredadas por Círculo, así como la evolución del mismo en un panorama muy cambiante, que abarca desde el último franquismo hasta la llegada y consolidación de la democracia, la incorporación de España a la Comunidad Europea, junto con la imposición de una economía de mercado en la que el ocio como forma de consumo ha ido ganando terreno paulatinamente, al igual que en los países de su entorno. 

circulo_de_lectores_bus.jpgDentro de las primeras cuatro décadas de existencia del Club (1962-2002) la tesis se centra específicamente en el período de dirección de Hans Meinke (1981-1997), puesto que fue precisamente en esa época cuando Círculo trascendió sus funciones de mero club del libro para aspirar, por medio del proyecto artístico y cultural puesto en marcha por Meinke y su equipo, a erigirse como un sello cultural de máximo nivel dentro de la sociedad española. A través de la consulta del archivo personal del Director, se han podido exhumar valiosos documentos que permiten observar las líneas de actuación fundamentales para lograr esta transformación. Dichas líneas fueron, fundamentalmente: el diseño de un catálogo que combinase títulos de mayor índice de ventas con apuestas más arriesgadas que supusieran aportaciones valiosas a la cultura del momento, que tuvo como consecuencia la creación de un sello editorial propio, Galaxia-Gutenberg; el cuidado de dichas ediciones, tanto a nivel material (preocupación por la calidad del papel y la encuadernación, atención al diseño gráfico) como de contenidos (enriquecimiento con prólogos y estudios a cargo de especialistas); la difusión de los autores y obras en catálogo a través de una serie de actividades culturales abiertas como charlas, exposiciones, conferencias, etc. Todo ello, unido a la eficacia del sistema puerta a puerta diseñado por el Club en sus inicios para acceder a un potencial público lector que, bien por motivos económicos, bien por un bajo nivel de educación, no tenía acceso a librerías ni bibliotecas, consiguió crear en torno a Círculo un fuerte sentido de comunidad e identificación por parte de los socios, así como de un fuerte vínculo emocional por parte de los mismos hacia el Club.

circulo_de_lectores_reinhard-mohn.jpgSegún Hans Meinke, Círculo de Lectores aspiraba a ser, a través de este proyecto, “territorio común de escritores y artistas”. Por ello, el Director conformó en torno a sí una red de intelectuales, escritores, pensadores y también artistas plásticos. Las ediciones ilustradas desempeñaron un papel fundamental en esta etapa, tanto por la calidad de los trabajos (a cargo de artistas de primera línea como Eduardo Arroyo, José Hernández, Alberto Gironella, Albert Ràfols-Casamada, etc.), como por la labor de difusión del arte contemporáneo entre un público no especializado, y por el hecho de que dichos artistas no se limitaron a la realización de proyectos para el Club, sino que también su criterio y opiniones fueron muy tenidos en cuenta en la orientación y la toma de decisiones concernientes al rumbo del proyecto. Por este motivo, la segunda parte de la tesis está centrada en el estudio de las ediciones ilustradas de Círculo de Lectores. De entre todos estos artistas, fue Antonio Saura quien realizó un mayor número de libros ilustrados para Círculo y quien mantuvo una relación personal y profesional más profunda con Meinke. Por ello, se ha escogido para esta tesis el corpus de sus proyectos realizados para el Club como objeto de un análisis detallado, con el apoyo de sus valiosos textos teóricos en los que el pintor explica la concepción e importancia que para él tiene el oficio de ilustrador, así como de la documentación conservada en el archivo Meinke relativa a los encuentros ente éste y Saura, junto con la correspondencia mantenida entre ambos. 

A modo de conclusiones, ha podido deducirse que, a pesar de los cambios acontecidos en estos últimos años, las principales aportaciones de Círculo de Lectores, a lo largo de sus primeras cuatro décadas, constatan que el Club logró crear una fracción de público lector que no existía hasta entonces en España, fomentando, además, que dicho público madurase en su criterio, a través de propuestas editoriales cada vez más arriesgadas. En su afán por consolidarse como sello cultural, Círculo realizó algunos de los proyectos editoriales más relevantes del ámbito español de la segunda mitad del siglo XX, entre los que las ediciones ilustradas jugaron un papel fundamental, a la vez que promovió, con sus actividades de difusión cultural, que el público se involucrase en las novedades y el transcurrir de la vida cultural.

Attachments: